Los negativos con base de nitrocelulosa son muy peligrosos por lo fácilmente inflamables que son…

Y para demostrarlo, en este taller en Preservación Fotográfica con el gran Pau Maynes, tuve la oportunidad de probar la velocidad y voracidad con la que un pequeño trozo de nitrocelulosa es capaz de arder y generar llama.