Reacondicionamiento de una fotografía positiva al gelatinobromuro de plata sobre placa de vidrio fracturada, para su exposición.


En este caso tenía entre manos un ambrotipo positivo al gelatinobromuro de plata, que se había fracturado en dos. Guardar este ambrotipo así, en un encapsulado sin separar las dos piezas de vidrio, sería algo muy peligroso para la conservación de la pieza, porque el propio movimiento haría que el roce entre las piezas fracturase más el vidrio, generando al mismo tiempo esquirlas que podrían fácilmente dañar la imagen. La solución fue preparar un encapsulado con dos secciones hechas a medida, ambas con un sencillo mecanismo de extracción, con una doble hoja de protección, una de polipropileno para poder mostrar la pieza en exposición sin peligro, y una sobrefunda protectora para su archivo, todo ello, claro está, con materiales certificados para la conservación fotográfica.