De como una visita relámpago se convirtió en una sesión de retrato…

Diego es un gran tipo, regenta un taller de bicicletas, y es todo un personaje. En una visita relámpago con las que ocasionalmente nos regala con su presencia, estrenando “bigotón”, no puede evitar pedirle que posara para una rápida sesión de retrato. Un par de fotos y listo. Una pase, y naturalidad al 100%. Que gran tipo. 😉