Desde hace unos años se viene celebrando en Tenerife el Tenerife Moda, un certamen dividido en 2 categorías donde, por un lado se promueve el diseño de moda en la isla, y por otro, a los fotógrafos de moda locales. Una iniciativa que es de aplaudir, y que debería ser mas común en otros lugares. Este año me propuse participar por primera vez, y la verdad, que no puedo estar más contento con el resultado, quedar finalista ya es todo un éxito.

Este año el tema giraba en torno a la Moda y el Deporte, así que me puse en contacto con Yanira Soto, ( Subcampeona absoluta de España en pista cubierta, Bronce absoluto en campeonato de España de aire libre e Internacional absoluta con la selección Española de atletismo en cuatro ocasiones ), para que fuera la modelo ideal para este proyecto. Con una actitud fantástica, nos pusimos manos a la obra, contando también con la ayuda inestimable de Atri Gutierrez en el estilismo, y Dani McNab como asistente de fotografía. Un equipo genial.

En un principio la idea inicial era realizar la sesión en el Parque Nacional del Teide, pero, al ser Parque Nacional, se necesita de unos permisos especiales para poder hacer fotos de forma “legal”. El problema vino de que al no ser un “proyecto profesional”, no podía asumir la fianza ni los requisitos de seguro de responsabilidad para todo el equipo (algo lógico) y tuve que desechar la idea.  El plan B al final tampoco me vino mal, aunque eché en falta algo más de luz solar, ya que los arboles tapaban bastante luz. Pero bueno, nada que un par de flashes no pudieran solucionar. Llegamos a la localización con casi todo listo ya, y no nos costo nada ponernos manos a la obra. Además, con un buen trabajo anterior de preproducción, con las fotos ya visualizadas y planeadas con anterioridad, solo era colocar las luces y empezar a hacer fotos. Tal vez la que más costó fue la ultima, la del plano general con la carretera y la cola plateada en fuga. Elevé la cámara con el trípode y remotee el disparo a través de la opción wifi de la cámara y su aplicación en el IPad, pero tenía el inconveniente de que generaba un retardo ligeramente aleatorio entre el momento de pulsar el disparador en el IPad y el momento en el que la cámara ejecutaba ese disparo. Así que para ese encuadre tuve que confiar en la suerte, y aunque no salió la foto exactamente como quería, si es verdad que no quedó nada mal.

Pero bueno, en definitiva, fue un día genial, donde nos lo pasamos bien, con algo de frío, eso si, y donde pasamos un grato agradable que, al final, tuvo su recompensa. Ahora a preparar el del año que viene. 😉

Tenerife Moda 2016

(pulsa en la imagen para acceder al portfolio de la sesión)