El Cosinon 55mm ƒ/1.4 es una pequeña maravilla…

Fue una venta-regalo de un gran amigo (yo de mayor quiero ser como tu Alberto 😉 ) y la verdad que es una maravilla de óptica. Estas fotos están realizadas con la D90 y un adaptador M42 a Nikon, pero ya me tengo en mi poder la versión del adaptador para la Fuji y va de miedo. Con una definición impresionante, y ese desenfoque maravilloso que solo una óptica 1.4 puede ofrecer, es una de mis pequeñas joyas del maletín de ópticas.