Estar de viaje por Barcelona y no entrar en la Sagrada Familia no es de fotógrafo…

Coincidió que a finales de verano hice una parada de unos días en Barcelona. Hacia tiempo que no pisaba la ciudad condal, y mucho menos desde que habían abierto la Sagrada Familia. Así que no lo dudé un momento, y reservé por internet la entrada a este fastuoso monumento. Y que decir que valió hasta el ultimo centimo. Un lugar impresionante, maravillo, y espectacular. No hay una manera de describirla sin quedarse corto. Esa arquitectura, esa forma de jugar con la luz. Realmente impresionante. Y que decir de lo bien que se portó la Fuji. Todas estas fotos son jpgs directos de cámara. Sin procesado ni revelado de ningún tipo. Realmente impresionante. (De hecho, desde el foro Fujistas de España se hicieron eco y me solicitaron un pequeño artículo sobre estas fotos que puedes ver aquí. 😉 )